imagen imagen imagen
separacion
Plan de Gobierno
separacion
separacion
Experiencia de Gobierno
separación separación separación
Lucha contra la pobreza
Electrificación rural

Comparte este artículo:
 

Electrificación rural Para unir a los pueblos más olvidados del país el gobierno de Alejandro Toledo determinó que parte importante de los ingresos obtenidos por las privatizaciones se destinaran a un Fondo de Electrificación Rural, que contó con un monto de 85 millones de dólares anuales y permitió realizar obras de distribución eléctrica en zonas rurales.

Para unir a los pueblos más olvidados del país el gobierno de Alejandro Toledo determinó que parte importante de los ingresos obtenidos por las privatizaciones se destinaran a un Fondo de Electrificación Rural, que contó con un monto de 85 millones de dólares anuales y permitió realizar obras de distribución eléctrica en zonas rurales.  

El 30 de mayo de 2002 Toledo promulgó en el caserío piurano de Curumy la Ley de Electrificación Rural, que establecía la generación de recursos permanentes para este Fondo, destinando 25% de los ingresos obtenidos por las privatizaciones y 2% de las utilidades generadas por las empresas eléctricas.

Gracias a ello se instalaron Pequeños Sistemas Eléctricos (PSE), alumbrando poblados olvidados en regiones como Huancavelica, Ancash, Chulucanas (Piura) e incluso Lima (Huaura); también extendiendo importantes Líneas de Transmisión y Subestaciones asociadas, como en el caso de las  Sub estación Pampas Tayacaja (Huancavelica).

Pudieron extenderse las Líneas de transmisión de la Central Hidroeléctrica del Mantaro (también en Huancavelica), o las Líneas de transmisión Sihuas Pomabamba-Ancash, Línas de transmisión Aguatía (Pucallpa), o la rehabilitación de la línea de transmisión Cobriza-Huanta-Ayacucho; entre otros.

Y también se construyeron Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH), con su PSE asociado, como la CH Yuncán (Cerro de Pasco), CH de Poechos (Piura) y Centrales Hidroeléctricas 1 y 2 en Olmos (Lambayeque). 

Pobladores de zonas consideradas en pobreza y extrema pobreza tuvieron luz gracias a obras como el megaproyecto de electrificación de 22 asentamientos humanos de Ayacucho, Andahuaylas y Huancavelica (más de siete millones de soles, 36 mil pobladores), o el proyecto de redes primarias y secundarias Padre Cocha (Iquitos, 1.800 personas).

Toledo impulsó también una “alianza estratégica del sector privado con el Estado” para llevar adelante obras como el sistema de electrificación de Porcón Alto, en Cajamarca (dos millones de dólares, 1,055 familias), realizada con aportes de la compañía minera Yanacocha.

Hasta julio del 2005 se terminaron y pusieron en servicio 88 proyectos de electrificación rural, que beneficiaron a 1,889 localidades en todo el Perú, con un total de 794,442 habitantes.

El Fondo de Electrificación Rural permitió también ejecutar el Programa de Ampliación de Fronteras Eléctricas.  Este contó asimismo con el aporte de países como Canadá y Japón (a través de JICA: Agencia de Cooperación Internacional del Japón).  En sus dos primeras etapas, este programa incrementó la cobertura eléctrica en regiones como Amazonas, San Martín, Cajamarca, La Libertad, Huánuco, Cusco, Puno y Madre de Dios.



Estás aquí:Experiencia de Gobierno / Lucha contra la pobreza / Electrificación rural


separacion
Experiencia de Gobierno
 
participa
 
 
Alejandro Toledo
 
 
separacion
fondo
fondo
separacion
 
siguenos
Alejandro Toledo en Twitter
Alejandro Toledo en Facebook
Alejandro Toledo en Flirck
Alejandro Toledo en My Face
Alejandro Toledo en You Tube
Alejandro Toledo en Hi 5
RSS
 
Links
Perú Posible
Quinto Suyo con Toledo
separacion
fondo